Logo NavarraDirecto.com
Suntory Ha Invertido Mas De 10 Millones En La Ultima Decada Para El Desarrollo De Innovaciones En Su Marca Schweppes

Jueves, 30 de mayo 2024

“El Centro Tecnológico de Tordera (Barcelona) ha invertido alrededor de 10 millones de euros en la última década para el desarrollo de innovaciones en la marca Schweppes”, ha señalado Verónica Cortés, directora de Research & Development de Suntory Beverage & Food Spain.

La compañía señala que ha dedicado los últimos años en adaptar la receta de su tónica Schweppes a las preferencias de los consumidores actuales, que demandan productos bajos en azúcar, pero sin incidir en su fórmula original. Es por ello, que ha reducido más de un 70% de azúcar en la fórmula de la tónica. De hecho, el 98% de su portfolio de refrescos ya es bajo en calorías o zero.

Se trata de un trabajo que lleva 18 años realizando de la mano del Centro Tecnológico de Tordera (Barcelona), el mayor centro de investigación del grupo Suntory en Europa, y con un equipo humano destinado a I+D de más de 40 personas.

El éxito de la tónica Schweppes

La compañía recuerda que en 1783 nació el primer refresco de la historia. Jacob Schweppe, relojero suizo, inventó el proceso de carbonatación industrial del agua añadiéndole gas carbónico. 100 años más tarde, los soldados comenzaron a mezclar quinina (remedio natural contra la malaria) con agua carbonatada debido al mal sabor de esta medicina. Es así cuando nace la primera tónica del mercado. Más de 200 años después, la tónica Schweppes, perteneciente a Suntory Beverage & Food Spain, sigue siendo uno de los productos más icónicos del sector de las bebidas refrescantes. Pero ¿a qué se debe este éxito?.

Nuestros ingredientes y nuestro proceso de elaboración maridan perfectamente con nuestras burbujas, de tal forma que tanto la cantidad como la calidad de estas son las adecuadas en todo momento”, indica Verónica Cortés, y añade que “gracias a ello conseguimos que nuestra tónica mantenga la carbonatación durante el tiempo habitual de consumición, asegurando que la copa no quede plana, sin burbujas, garantizando así la experiencia de consumo”.

La tónica Schweppes cuenta con una carbonatación inimitable debido a tres factores principales. Primero, su elaboración donde interactúan agua, quinina, endulzantes y un ingrediente principal que causa el sabor: el aroma de tónica. Este último, es el que le da ese toque personal a la tónica Schweppes, ya que es un ingrediente que no lo tiene ninguna otra marca porque se elabora en la propia compañía. “El aroma de tónica lo elaboramos internamente mediante un proceso de maceración único e inimitable que consiste en sumergir en líquido durante un tiempo y en unas condiciones controladas, distintos ingredientes como hierbas, frutas, especias… que aportan un sabor y aroma distintivos a nuestra tónica”, explica Cortés. De hecho, la fórmula completa de la tónica es secreta y la conocen solo 4 personas del grupo Suntory en todo el mundo.

La duración es otro de los factores clave, ya que, tras 10 minutos, mantiene el doble de burbujas que otras tónicas, lo que permite al consumidor disfrutar de una experiencia única llena de sabor. “Si la carbonatación es muy alta, el producto es demasiado fuerte y molesta, por lo que la experiencia no es agradable. Pero si es baja, el producto queda plano y sin vida. Podemos afirmar que nuestra tónica cuenta con la burbuja perfecta”, matiza Cortés. “Desde el mismo momento en el que abrimos la chapa o el tapón de nuestro refresco se produce una pérdida de carbónico y, también, al servirlo, ya que entra en contacto con el hielo, la fruta o los botánicos. La gran diferencia se percibe transcurrido un tiempo. Mientras que otras tónicas pierden burbujas y, por lo tanto, su mixer se desestabiliza, el gin tonic elaborado con tónica Schweppes® se mantiene estable durante mucho más tiempo, la evolución es mucho más lenta y la experiencia perdura en el tiempo” añade Borja Cortina, Mixing Master de Schweppes.

Y, por último, el sabor que ofrece debido al perfecto equilibrio entro los ácidos, dulces y amargos. “Nuestra tónica tiene dos tiempos: el primero, un golpe intenso de aromas y sabores cítricos potenciado por las burbujas; y el segundo, donde la intensidad se reduce para permitir que afloren toda la complejidad y los matices de una tónica única, con un equilibrio perfecto, que te envuelve el paladar y te permite saborear una experiencia inimitable que se prolonga hasta el final de la copa gracias a las burbujas que siguen estando presentes”, añade Cortés.

Fuente original FINANCIAL FOOD

Ver más información sobre SUNTORY y SCHWEPPES

© Navarra Directo. Publicado por Carambola Marketing ®