Logo NavarraDirecto.com

El incremento de costes y el esfuerzo de reducción de márgenes para contener los efectos de la inflación en los precios limitan su beneficio operativo que cae un 11% respecto a la primera mitad del pasado ejercicio. En su conjunto, el grupo ha alcanzado una cifra de negocio de 2.633 millones

Supermercado Eroski
Consumidores hacen la compra en un hipermercado EROSKI. FOTO: GRUPO EROSKI

Grupo EROSKI ha presentado un resultado positivo de 46,8 millones de euros en el primer semestre de este 2022, un 11,4% más respecto al mismo período del año pasado. Según afirman desde la compañía, “se trata de un beneficio impulsado en gran medida por la reducción de los costes financieros, derivados de una menor cifra de deuda, e inferiores impactos extraordinarios”.

En su conjunto, el grupo ha alcanzado una cifra de negocio de 2.633 millones de euros durante la primera mitad del ejercicio. Así, en un contexto de inflación de más de 10 puntos, sus ventas crecen 4 puntos. Esto es reflejo, por una parte, del esfuerzo promocional del grupo durante los primeros seis meses del ejercicio para trasladar ahorro a las personas consumidoras ante la situación inflacionaria actual. Por otro lado, es también consecuencia de la tendencia de los hogares hacia una cesta de la compra más económica.

En este sentido, la contención del alza de precios junto al aumento de la actividad promocional, a través de descuentos y ofertas, llevada a cabo ha elevado a 183,6 millones de euros el ahorro trasladado a las familias por EROSKI en la primera mitad del año. Dicho esfuerzo, junto con el incremento de gastos en partidas como la electricidad, el transporte o los alquileres, tiene como resultado que el beneficio operativo corriente haya disminuido un 11%, alcanzando la cifra de 94,3 millones de euros en el primer semestre del 2022.

Contención de márgenes de EROSKI

“En EROSKI estamos realizando un esfuerzo considerable para contener los efectos de la inflación en los precios. Para ello estamos bajando nuestros márgenes con el objetivo de no repercutir en las personas consumidoras el elevado aumento de costes que estamos soportando. Tratamos de contribuir así a reducir los efectos que la inflación está causando en el ahorro de las familias que llevan meses reajustando su presupuesto e incluso modificando sus preferencias de compra y hábitos de consumo”, ha explicado la CEO de EROSKI, Rosa Carabel.

“Los márgenes del negocio alimentario se han reducido de forma considerable porque, además de la presión en nuestros gastos operativos, nuestros proveedores y productores nos trasladan en sus tarifas los incrementos de costes que ellos también soportan en su cuenta de explotación. A su vez, hemos puesto en marcha un programa de ahorro muy intenso que pretende ayudar a que la situación sea un poco más llevadera. Esto lo hacemos a través de nuestros precios de venta, nuestras promociones más extremas y nuestro club de fidelización”, ha detallado Rosa Carabel. 

La CEO de EROSKI también ha explicado que, además, el grupo ha puesto el foco en los productores locales, para ofrecerles colaboración y apoyo, ya que se están viendo afectados especialmente por la actual coyuntura económica. “En EROSKI somos conscientes de las dificultades que todos los eslabones de la cadena alimentaria y los hogares estamos soportando. Desde el primer momento nuestro objetivo ha sido gestionar la situación de la mejor manera posible, tratando de colaborar al máximo, con responsabilidad”, ha afirmado Carabel. 

Durante la primera parte del año, el grupo EROSKI ha invertido 39,5 millones de euros, destinados principalmente a la remodelación de 60 supermercados y a la apertura de 37 nuevas tiendas, 7 supermercados propios y 30 establecimientos franquiciados, que han generado 355 nuevos puestos de trabajo. Asimismo, el grupo, en cumplimiento de sus compromisos financieros, ha amortizado 16 millones de euros de deuda durante los primeros seis meses del presente ejercicio.