Logo NavarraDirecto.com
La Fruta Y La Verdura Envasada Tienen Los Días Contados En La Ue

Lunes, 11 de marzo 2024

La UE prepara un nuevo paquete de medidas para reducir la cantidad de envases al año, afectando principalmente a la industria de la bebida y la alimentación.

Cada europeo genera cerca de 190 kilos de residuos de envases al año y se espera que la cantidad alcance los 209 kilos en 2030. El Consejo de la Unión Europea y el Parlamento Europeo han puesto un acuerdo provisional para que los envases sean más seguros y sostenibles, exigiendo que todos sean reciclables.

El pacto abarca un conjunto de medidas para reducir, reutilizar y reciclar envases, para aumentar la seguridad y minimizar la presencia de sustancias nocivas como pueden ser los llamados químicos permanentes (PFAS). 

El acuerdo recoge distintos objetivos para reducir los envases: un 5% los residuos para 2030, un 10% para 2035 y un 15% para 2040. Y se exige la reducción especialmente de los envases de plástico. 

Prohibidos a partir de 2030

Determinados formatos de envases de plástico de un solo uso quedarán prohibidos a partir del 1 de enero de 2030, tras aprobarse este acuerdo en la UE. Por ejemplo, los envases de frutas y verduras frescas sin procesar, envases de alimentos y bebidas envasados y consumidos en cafeterías y restaurantes, porciones individuales (condimentos, salsas, cremas, azúcar, etc.), los envases pequeños para productos de tocados, como los ubicados en las habitaciones de los hoteles, o aquellos envoltorios para maletas en los aeropuertos.

La normativa también prohíbe las bolsas de plástico ligeras, a menos que sean necesarias por razones de higiene o proporcionen embalaje para alimentos a granel.

Desde la Eurocámara han felicitado también la entrada de prohibir el uso de los llamados químicos permanentes (PFAS) en envases en contacto con alimentos. 

Industria de la bebida y restauración 

Este acuerdo además incluye un objetivo específico para envases reutilizables para bebidas alcohólicas y no alcohólicas para 2030, de llegar al menos un 10% (y no el 5%). 

Los distribuidores finales de bebidas y comida para llevar en el sector de la restauración estarán obligados a ofrecer a los usuarios la posibilidad de traer su propio envase. Además, se les obligará un esfuerzo extra para ofrecer 10% de los productos en un formato reutilizable de aquí a 2030.

Los estados miembros deberán incentivar al sector Horeca para que sirvan agua del grifo cuando esté disponible y de forma gratuita (o un coste reducido), en formato reutilizable o recargable.

Por otra parte, el acuerdo recoge excepciones en la reducción de envases para la madera ligera, el corcho, textiles, caucho, cerámica, porcelana o la cera. 

Fuente original DISTRIBUCIÓN ACTUALIDAD

© Navarra Directo. Publicado por Carambola Marketing ®