Logo NavarraDirecto.com

Viernes, 21 de octubre de 2022

Durante el VI Encuentro de Directores y Responsables de I+D de CNTA se mostraron las principales conclusiones del informe ‘Estrategias de reducción de sal, grasa o azúcar en alimentos procesados’, así como las diferentes estrategias para la elaboración de alimentos más saludables

Imagen vi encuentro directores2
Imagen del encuentro virtual organizado por CNTA.

El Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA) celebró el pasado miércoles el VI Encuentro de Directores de I+D, un foro anual exclusivo para los profesionales de I+D socios del centro tecnológico, y que forman parte de Especie CNTA, una comunidad con más de 390 empresas socias.

Durante el evento se trataron temas de tendencia en la industria alimentaria como la mejora del perfil nutricional en los alimentos para mejorar la salud de la población y el desarrollo de la innovación abierta para aumentar la competitividad en las empresas agroalimentarias.

Una de las principales novedades aportadas fue Nucla, solución tecnológica desarrollada por CNTA que permite la reducción de sal. Por ejemplo, en el caso de snacks tipo patatas fritas, se ha conseguido reducir el 25% de sal del producto final manteniendo la misma percepción del sabor salado, así como el resto de propiedades organolépticas.

Propuestas de estudio exclusivo de CNTA

En esta cita, que se desarrolló de forma virtual, se pudieron conocer de primera mano las novedades en investigación, debatir sobre tendencias tecnológicas y elegir proyectos futuros.

Durante el encuentro se procedió a la presentación de las propuestas para el próximo estudio exclusivo de CNTA. Los asistentes podrán votar, hasta el próximo 26 de octubre, por tres opciones: la calidad sensorial de los alimentos, el estado de situación de la proteína alternativa o las principales tendencias en pre y probióticos. La opción que más apoyos recabe será aquella sobre la que CNTA elaborará el estudio que se presentará en el VII Encuentro de Directores y Responsables de I+D, que se celebrará en 2023.

Inés Echeverría, directora del Área de I+D+i de CNTA, fue la encargada de la apertura del evento, en el que los asistentes conocieron algunas de las claves y conclusiones del estudio ‘Estrategias de reducción de sal, grasa o azúcar en alimentos procesados’. En esta investigación, se analizó un total de 21 estrategias y se mostraron diferentes ejemplos de desarrollos reales que se pueden consultar en la web de CNTA: Taumaturgias (www.taumaturgias.cnta.es). El informe completo ya está disponible en exclusiva para todos los socios dentro de la web de CNTA (www.cnta.es).

Leyre Urtasun, supervisora de Proyectos de CNTA, fue la encargada de presentar este estudio y en su intervención habló de la mencionada solución Nucla. A este respecto, Urtasun afirmó que “este tipo de estrategias de reformulación o mejora del perfil nutricional de los alimentos tienen un impacto positivo en la salud de la población, así como mejorar la calidad de la dieta en general”.

Asimismo, la experta de CNTA enfatizó en la necesidad de “individualizar la estrategia de reformulación, dependiendo del objetivo a alcanzar, las características de la matriz alimentaria, y las decisiones estratégicas de la empresa”.

Innovación abierta para crecer

Tras la presentación del informe, se contó con la participación de Mila Valcárcel, Managing Partner de Eatable Adventures, que habló sobre ‘Innovación abierta para mejorar la competitividad de la industria alimentaria’.

En su intervención detalló cómo la tecnología está impactando de forma relevante en la cadena de valor agroalimentaria y cómo la innovación abierta se ha convertido en una herramienta estratégica para atraer y desarrollar innovación en las principales compañías de alimentación en todo el mundo.

Valcárcel definió la innovación abierta como “el resultado de innovar con una actitud receptiva a la influencia y la colaboración de agentes externos a la compañía” e indicó que esta es “clave para el desarrollo de los negocios de la industria alimentaria” y básica para que las empresas “crezcan y permanezcan con fuerza en el mercado”.

Igualmente, señaló que cualquier empresa, sea cual sea su tamaño, puede realizar innovación abierta. Eso sí, destacó la importancia de tener una “cultura empresarial”, enfocada hacia esa estrategia y conocer “el objetivo que se quiere alcanzar”.

Por último, Mila Valcárcel afirmó que existe una “necesidad” por parte del sector alimentario de “trabajar conjuntamente, explorar nuevos territorios y poder desarrollar la innovación de una manera más rápida, ágil, barata y con mayor garantía de éxito”.