Logo NavarraDirecto.com

La firma de supermercados ha mejorado las recetas de sus patés y cremas para untar y ha lanzado nuevos productos.

Los proveedores son la navarra Industrias Cárnicas Navarrés, S.A (Lumbier), Totaler Frigoríficas del Louro, S.A – Grupo Coren (Porriño, Pontevedra), y Gourmet Cazorla (Linares, Jaén), que elaboran estos productos en sus distintas variedades.

Proveedor Navarro Mercadona renueva sus patés

Los supermercados Mercadona han reforzado recientemente la calidad de sus patés y cremas para untar. Así lo ha dado a conocer la firma este lunes en un comunicado en el que avanzaba que ha renovado las recetas y ha ampliado las variedades dentro de está línea de productos. 

De esta forma, los consumidores ya pueden disfrutar en toda la cadena de supermercados de los productos renovados: paté de atún, ibérico, sabor intenso, light y suave. Asimismo, ya están disponibles las novedades. En concreto, las nuevas cremas para untar de pavo, pollo y york. También el nuevo paté de sabor picante.

Todos ellos están libres de gluten, de lactosa y sin potenciadores de sabor. Además, incorporan un abre fácil, tapa para cubrirlos una vez abiertos y un nuevo diseño de envase más visual.

Los proveedores Totaler Frigoríficas del Louro, S.A – Grupo Coren (Porriño, Pontevedra), Industrias Cárnicas Navarrés, S.A (Lumbier, Navarra) y Gourmet Cazorla (Linares, Jaén) elaboran estos productos en sus distintas variedades.

MEJOR CALIDAD AL MENOR PRECIO

Mercadona puso en marcha la estrategia Siempre Precios Bajos (spb) en 1993, después de observar y constatar que los productos que más se vendían eran los que tenían una máxima calidad al mejor precio, siempre en ese orden; y no cambiaban constantemente su coste. Durante todos estos años, la compañía no ha dejado de apostar por la calidad, que es uno de los retos principales a los que a diario se enfrentan todos los departamentos de la cadena y cuyo impulso representa una clara oportunidad para poder seguir ofreciendo a ‘El Jefe’ (cliente) productos, uno a uno, diferenciales.

Y todo a través de una estrategia que fomenta el consumo consciente y crítico, que se guía por criterios sociales y medioambientales, y que persigue un objetivo claro: garantizar un consumo de productos de la máxima calidad con el menor impacto posible y ayudar así a mejorar la calidad de vida de las personas que habitan este planeta y de las generaciones futuras.

NOTICIA ORIGINAL: EL ESPAÑOL